La calandra textil de lavandería es una máquina imprescindible para los lugares en los que hay que manipular mucha ropa. Esta calandra de lavandería permite procesar grandes cantidades de ropa y resulta especialmente útil para el planchado de sábanas o toallas en poco tiempo, haciéndola imprescindible en ciertas instalaciones como hoteles u hospitales.

Qué es una calandra textil de planchado y cómo funciona

Para saber qué es una calandra textil o calandra de lavandería hay que imaginar una plancha gigante que puede dejar sin arrugas prendas muy grandes como las sábanas.

Una calandra es una plancha que hace pasar la ropa a través de unos rodillos que están calientes, de manera que la acción combinada del calor y de los rodillos al aplastar la prenda la dejan planchada en un momento.

Como se puede ver, la calandra de lavandería tiene un funcionamiento sencillo, que utiliza el calor y la física para eliminar arrugas a la vez que termina de secar la ropa.

Mantenimiento básico de una calandra de lavandería industrial

En mh SATELBA somos especialistas en el mantenimiento y reparación de las calandras de lavanderías, si tiene problemas con el funcionamiento de su equipo puede contactar con nosotros si así lo necesita.

Además del mantenimiento técnico del equipo, existen ciertas labores y buenas prácticas que favorecerán su correcto funcionamiento durante su vida útil.

Limpieza de las bandas, muletones y cubetas

Por una calandra textil pasan cientos de prendas todos los días, las cuales pueden tener pequeños restos de detergentes y acumular polvo que harán que deje de funcionar bien, lo que se traduce en que devolverá la prenda con arrugas o mal planchada.

De este modo, parte del mantenimiento consiste en la limpieza periódica de estos elementos.

Encerado para lubricarla

Al ser una máquina por la que pasa ropa el lubricado de algunas de sus partes es un tanto especial y esto ocurre con el rodillo, el cual conviene que ocasione la menor fricción posible.

Con ese fin existen ceras especiales que se ponen colocándolas en un paño específico que luego se pasa con la calandra, algo que los técnicos recomiendan hacer al inicio de cada turno.

Principales problemas que surgen en una calandra de planchado

El desconocimiento de los usuarios o la falta del mantenimiento adecuado del equipo puede ocasionar problemas en las calandras textiles durante su funcionamiento. Los problemas más frecuentes suelen ser:

Ropa arrugada después de pasar por la máquina

No es normal que de una calandra la ropa salga arrugada y en ocasiones ocurre. Se ven arrugas transversales que se deben a restos de detergente que se incrustan en los muletones. Esto se soluciona cambiando la manera en que se aclara la ropa y limpiando bien la entrada de la calandra que es donde más se acumulan los residuos.

Desgaste de las bandas de planchado

Otro problema habitual es que las bandas de planchado se desgastan y la ropa no queda bien. El motivo es que están sometidas a un trabajo intensivo y a unas altas temperaturas, por lo que, aunque sean de buena calidad, terminan sucumbiendo.

Ninguna lavandería de gran volumen podría funcionar eficientemente sin una calandra textil. Son imprescindibles en hospitales, hoteles, tintorerías, etc., pues gracias a ellas se puede planchar y secar una enorme cantidad de ropa en muy poco tiempo.

Compartir: